miércoles, 4 de marzo de 2009

Carmbalache

Desprovista de faroles hechiceros,
huérfana de besos y de ausencias,
no sabía que el amor es otra cosa
y se dijo enamorada, con desprecio.

Por mirar desdibujando lo sagrado,
sola amenizó las fiestas íntimas,
zozobró en los ojos de su amada,
sin saber nada de pieles, pobre mina.

Se fingió letrada en artes del arrastre,
esperó la luna llena en cacerías
cambalache su comparsa a contramano
meneaandose una laucha en naftalina...

partió, entre carmines kamikazes
aburrida de la vida, rictus amargo.

7 comentarios:

  1. siempre me gustan estos, que leo en voz alta como una canción!
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Así es, el amor siempre es otra cosa, y lo peor es que nunca sabemos qué cosa es.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. asi es Asteriòn, acaso lo mejor es no saber que cosa es, pero saber que cosa no es, está bueno, no? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. jaja, mi estimada, hasta parece la letra de un tango reo, verdad? Siga canturreando que la escucho... Un beso.

    ResponderEliminar
  5. hola que tal,como siempre muy emotivas tus poesias,un besito Alfredo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu visita, Alfredo, Un abrazo-

    ResponderEliminar